Esta es la magia de los bosques de Luciérnagas en Tlaxcala

 

Por: Julio García Castillo / El Souvenir

 

Cada año, justo al llegar las lluvias de verano en el centro de México, sucede uno de los fenómenos más impresionantes y mágicos que cualquier persona pudo haber imaginado: asistir a los bosques de Luciérnagas en Tlaxcala, mejor conocidas como “las hadas del bosque”.

 

Es mediados de junio cuando las lluvias se acentúan en el estado de Tlaxcala -así permanecerán por mes y medio-, y sucede este fenómeno de la naturaleza. La tierra se encuentra húmeda y las larvas después de un año de reposo en la tierra, se convierten en hermosos seres de luz.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK

Un escenario surrealista son los bosques de Nanacamilpa donde ocurre la magia como si se tratara de una película de fantasía, cientos de miles de frágiles insectos prenden sus luces al caer la noche tratando de llamar la atención de la que podría ser su pareja ideal.

 

Las hembras tienen las alas más cortas por lo tanto no volarán tan alto y permanecerán entré los arbustos pequeños y la hojarasca, mientras que los machos serán atraídos por las luz que ellas (las hembras) reflejan para así iniciar el cortejo.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK

El momento es sublime ya que si eres testigo de ese “prender y apagar” de pequeñas luces, parecerá que estarás en medio de un árbol de navidad. Ciertamente el ambiente del bosque despliega sus aromas a pino y encinos mojados.

 

Dicen los guías de los santuarios: “Para que salgan las luciérnagas a aparearse tuvo que haber llovido por la tarde, eso asegura un buen avistamiento”.  Pero no te preocupes, si vas en la época seguro verás a estos insectos aunque no llueva.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Santuario de Luciérnagas. Foto: ASTK

No es muy casual que nos adentremos en la zona boscosa en la noche, pero quizá eso es lo más bonito de esta experiencia, que alguien te vaya diciendo lo que verás en cuando a plantas, flores y especies de árboles; además de los sonidos de las aves y la fauna.

¿Cómo son las hadas del bosque?

Hace apenas algunos años no se sabía nada acerca de esta especie de luciérnagas que de acuerdo a los biólogos, se trata de una especie endémica que en su estado larvario puede vivir hasta dos años bajo tierra, alimentándose de caracoles, lombrices y orugas de otros insectos.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Las Hadas del bosques, las Luciérnagas. Foto: ASTK

Al convertirse en crisálida no sobrevivirán más de dos meses, pero eso sí, deben buscar una pareja para conservar la especie.

 

Debes saber que la luz de la luciérnaga es intermitente, algunas personas afirman que el brillar es un mecanismo de defensa ya que su luz advierte que no es un manjar apetitoso; incluso desde que es una indefensa larva.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK

La bioluminiscencia que caracteriza a las luciérnagas se debe gracias a la reacción química de una sustancia llamada luciferina que, al oxidarse por medio de una enzima (proteína) llamada luciferasa, provoca una luz parpadeante color amarillo-verdoso.

 

Esta luciérnaga no tiene un nombre común, pero el científico es Photinus Palaciosi (antes Macrolampis Palaciosi) en honor al Doctor y entomólogo mexicano José Guadalupe Palacios Vargas.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Comunicación entre Luciérnagas. Foto: ASTK

Un momento muy especial en los bosques de luciérnagas

El ciclo biológico de la luciérnaga comienza desde junio y culmina los primeros días del mes de agosto. Las larvas pasan a un estado de pupa en las grietas de un tronco o de una piedra; diez días después se convertirán en crisálidas.

 

Las primeras en salir son las hembras, mientras que los machos tardaran 5 días más. Será el momento ideal para el apareamiento, se estima que por hectárea podrían llegar a eclosionar unas 260 mil luciérnagas.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Luciérnagas de Tlaxcala. Foto: ASTK

Los guías especializados en recorridos de naturaleza mencionan que después del cortejo, una sola hembra puede llegar a poner desde 50 hasta 150 huevecillos redondos. Posteriormente ella morirá. El macho podrá aparearse más veces durante la temporada.

La magia de los bosques de luciérnagas

Presenciar esta danza aérea y bioluminiscente es toda una experiencia que seguramente recordarás para siempre.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK

Cada avistamiento y cada bosque tiene un encanto especial, te recomendamos que si deseas experimentar un momento mágico, esperes a que caiga la noche dentro del bosque y ser muy respetuoso, ya que no es lo mismo llegar antes, que a media función de cine, ¿cierto?

 

El momento justo será a las 8 de la noche cuando aparezca la primera luz y poco a poco verás un gran espectáculo, no hagas ruido y sólo dedícate a observar; si tienes suerte verás como se sincronizan las luces parpadeando al mismo tiempo.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK

Recuerda escuchar atentamente al guía o al anfitrión; ellos saben el momento justo para abandonar el bosque.

Algo que debes saber para asistir a los bosques de luciérnagas.

Lo importante es que seamos muy respetuosos al adentrarnos al bosque, no llevando luces, ni tratando de captar a las luciérnagas con nuestros celulares o cámaras, ya que no será posible atrapar el momento; lo ideal es solo apreciarlo.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Santuario de Luciérnagas en Tlaxcala. Foto: ASTK

Camina por los senderos marcados para evitar pisar a alguna luciérnaga ya que estás pueden estar debajo de la hojarasca.

 

No debemos llevar comida porque provoca aromas que son ajenos al bosque y esto interrumpe el comportamiento de las luciérnagas y otras especies de fauna.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK

No intentes llevarte nada que esté en el bosque, todo es un ecosistema y funciona gracias sus especies de flora y fauna.

 

No lleves repelente de insectos; si tu piel es sensible a los mosquitos toma dos días antes vitamina B1 (Tiamina).

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK

El fenómeno de comunicación de las luciérnagas se puede ver afectado por las luces de cualquier tipo, así que cero tenis o ropa luminiscentes, tampoco lleves lamparás, tu vista se va acostumbrar a la obscuridad; solo el guía está autorizado para usar lámpara en caso de emergencia.

 

Las condiciones climáticas o situaciones ajenas, también pueden afectar el momento mágico de las luciérnagas: el ruido, la luna llena, lluvia torrencial, el ladrido de los perros, el sonido de bebés llorando, por lo tanto el bosque necesita todo nuestro respeto.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK

Por último y no menos importante, no debes tocar a las luciérnagas, ni intentar llevártelas son demasiado frágiles que sus alas pueden romperse, si las ves en el suelo rodéalas y pasa la voz.

 

Si llega a pararse una luciérnaga en tu ropa, tampoco la quites, en algún momento se irá volando; dicen que si eso sucede tendrás mucha suerte.

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK

Ahora que ya sabes más de esta maravillosa experiencia, estás list@ para  momento de viajar al santuario de las hadas del bosque.**

 

En Julia Tours podrás tener la experiencia de vivir este maravilloso momento en un tour de 2 días visitando dos pueblos mágicos (Huamantla y Atlixco), un rancho de lavanda, El Museo del títere, un jardín de flores; participarás en taller de tapetes de colores y por supuesto, adentrarte en los bosques de luciérnagas.  Comunícate aquí: info@juliatours.com.mx

Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK
Bosques de Luciérnagas. Foto: ASTK

Si deseas leer más información de destinos ecoturísticos visita El Souvenir y ¡Nunca dejes de viajar!